Goya vuelve a lucir en la Cartuja de Aula Dei. Heraldo de Aragón

26 Jan 2012

En los próximos meses, con la llegada de una nueva orden al monasterio, se podrán visitar todos los sábados, frente al único día al mes que se podía hasta ahora.

Los técnicos han concluido ya la restauración de las siete pinturas que Francisco de Goya pintó en la iglesia de la Cartuja del Aula Dei de Zaragoza, que en los próximos meses, con la llegada de una nueva orden al monasterio, se podrán visitar todos los sábados, frente al único día al mes que se podía hasta ahora.

La consejera de Educación y Cultura del Gobierno de Aragón, Dolores Serrat, y el director general de Patrimonio, Javier Callizo, han visitado la iglesia de la Cartuja para conocer el proceso y el resultado de esta restauración, que ha durado dos años y en el que el Ejecutivo autonómico ha invertido 340.000 euros.

Pinturas "en su estado original"

En declaraciones a los medios, la consejera ha hecho hincapié en la importancia de que ahora todo el mundo va a poder disfrutar de las pinturas "en su estado original".

En la actualidad permanece en el monasterio una representación de la comunidad monástica de La Cartuja, pero en los próximos meses éstos culminarán su traslado a la Cartuja de Porta Coeli, en Valencia, y serán sustituidos por unos ochenta monjes de la congregación francesa Chemin Neuf.

Serrat ha explicado que esta orden es catecumenal y no se rige por los principios de clausura de los cartujos, por lo que su llegada da la oportunidad de abrir el monasterio, y no solo las pinturas, a más visitas, aunque éste será un cambio "progresivo".

Así, las pinturas murales, que ahora pueden visitarse sólo el último sábado de cada mes gracias a un acuerdo alcanzado entre el Gobierno de Aragón y la orden monástica de Aula Dei, se abrirán al público todos los sábados, además de habilitar un día entre semana al mes para visitas de escolares.

También se podrán visitar otras zonas del monasterio

Pero además, la consejera ha explicado que se podrán visitar otras zonas del monasterio de Aula Dei que hasta ahora estaban en la zona de clausura y que no eran accesibles al público.

El papel del Gobierno y sus relaciones con la nueva orden, ha precisado Serrat, va a ser garantizar que estas visitas sean posibles, además de velar por la conservación y el mantenimiento de las pinturas.

Goya pintó en los muros de la iglesia de la Cartuja once escenas de la vida de la Virgen en torno al año 1774, de las que se conservan la siete sobre las que se ha actuado: "Pórtico de San Joaquín y Santa Ana", "Nacimiento de la Virgen", "Los Desposorios", "La Visitación", "La Circuncisión", "La Presentación en el Templo" y "La Adoración de los Magos".

Las otras cuatro escenas desaparecieron con la desamortización de 1835, cuando la Cartuja se destinó a fábrica de tejidos y su iglesia, a secadero. En 1902 fueron pintadas de nuevo por los hermanos Buffet.

José Félix Méndez, técnico del servicio de Restauración del Gobierno, ha explicado el proceso de recuperación de las obras de Goya, que ha ejecutado la empresa Tracer, que ya se encargó de la restauración de las cúpula Regina Martyrum de la basílica del Pilar.

Otro de los técnicos, Esther Escartín, ha indicado que después de un primer análisis y de realizar pruebas de limpieza y consolidación de cada una de las escenas, se llevó a cabo la limpieza superficial, para liberar a los murales del polvo, las adherencias y goterones de pintura.

Se eliminaron los morteros que estaban en malas condiciones y se sanearon las grietas, especialmente la de la escena de "Los Desposorios", en la que se colocaron sensores para determinar su movimiento y de la que se eliminó la silicona degradada para sustituirla por un sistema más elástico, para luego sellarla dejando una junta de dilatación y acabar reponiendo las pinturas.

Escartín ha explicado los problemas de salinidad que presentaba el mural de la Natividad de la Virgen, fruto de una filtración de la cubierta de una capilla contigua, que se corrigió para acometer la desalinización de la pintura.

Méndez, por su parte, ha indicado que la restauración ha estado acompañada de un proceso de investigación que intenta solucionar algunas de las "grandes incógnitas" que existen sobre Goya y sobre su intervención en estas pinturas, y a las que las obras pueden aportar alguna solución.

Ahora se está concluyendo la redacción de la memoria para dar a conocer los resultados en un breve plazo.

 

 

* obligatorio

La Fundación Goya en Aragón usará la información que usted proporcione en este formulario para estar en contacto con usted y para enviarle actualizaciones. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado.

Utilizamos Mailchimp como nuestra plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para suscribirse, usted reconoce que su información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtenga más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

Volver
Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.