Francisco de Goya

Claudio Ambrosio Surat, llamado el esqueleto viviente, en Bordeaux año 1826 (H.45)

Clasificación
Claudio Ambrosio Surat, llamado el esqueleto viviente, en Bordeaux año 1826 (H.45)
Datos Generales
Cronología
1824 - 1828
Ubicación
The State Hermitage Museum, St Petersburg, Russia
Dimensiones
192 x 147 mm
Técnica y soporte
Reconocimiento de la autoría de Goya
Documented work
Titular
The State Hermitage Museum
Ficha: realización/revisión
07 Sep 2021 / 10 Sep 2021
Inventario
131-17986
Inscripciones
Claudio Ambrosio Surat / Llamado el Esqueleto vibiente / en Bordeux año 1826 (a lápiz negro, arriba) 45 (a lápiz negro, arriba en el centro) O. G. (inscritas en una Niké alada, sello identificativo de la Colección de Otto Gerstemberg, Lugt 2785, ángulo superior derecho)
Historia
Véase El cántaro roto (H.1). Línea de procedencia: Madrazo, Montañés, Beruete, Gerstemberg, Hermitage.
Análisis artístico
Véase El cántaro roto (H.1). Un personaje se muestra de frente, casi desnudo y en toda su crudeza al espectador. Es todo hueso y pellejo, hasta tal punto que parece un esqueleto viviente. Apoyado sobre un bastón, lleva un tocado y un faldellín por toda indumentaria, lo que permite apreciar su vientre hundido, la falta de músculos y grasa de sus miembros y su evidente fragilidad física. El fondo es sombrío, con unos trazos en la parte derecha que simulan los pliegues o cortinajes de un toldo o una barraca de feria. Lo que parece una exageración grotesca por parte de Goya, que podría emparentar con los personajes de los Caprichos, resulta ser una referencia a un personaje real, Claude-Ambroise Seurat (1789-1826), un “hombre esqueleto” que padeció una grave distrofia y fue exhibido por distintas ferias y ciudades europeas. En la época era habitual exhibir como fenómenos de feria a determinados personajes que, por sus peculiaridades físicas o enfermedades congénitas, se convertían en “monstruos” merecedores de la curiosidad y el morbo ajeno. La leyenda que encabeza la escena permite datar en 1826 este dibujo pero, con toda probabilidad, también otros: Feria en Bordeaux (H.39), Serpiente de cuatro varas en Bordeaux (H.40) y  Cocodrilo en Bordeaux (H.41), incluidos en este Cuaderno H y que representan personajes, animales exóticos o atracciones curiosas contemplados por Goya con ocasión de la feria que, efectivamente, se celebraba dos veces al año en la Place Royale de Burdeos. El artista frecuentó esa feria, tal y como ha quedado escrito en varios documentos de la época. Son, además, los únicos dibujos de este cuaderno que cuentan con leyendas escritas por Goya que los ubican y explican. La anomalía, lo grotesco y lo raro fueron temas constantemente tratados por Goya en su obra, y nada más lógico que el escabroso espectáculo de aquel cuerpo sin carne le impactara. Así, la representación fiel de la anatomía de Seurat observada por Goya está confirmada por el hecho de que existe una litografía que retrata al mismo personaje, realizada ese mismo año por el artista bordelés Louis Burgade. Si bien es casi idéntica en cuanto a su puesta en escena, con el protagonista apoyado en un bastón y con apenas un taparrabos para cubrirse, esta obra resulta más descriptiva que artística y no consigue igualar el trazo fluido con el lápiz que dominaba Goya.
Exposiciones
  • St Petersburg
    1996
Bibliografía
  • GASSIER, Pierre y WILSON, Juliet
    Vie et ouvre de Francisco de Goya
    ParísOffice du livre
    1970
    p. 369, cat. 1806 [H.45]
  • GASSIER, Pierre
    Dibujos de Goya: Los álbumes
    BarcelonaNoguer
    1973
    pp. 616 y 644, cat. H.45 [460]
  • FAUQUÉ, Jacques y VILLANUEVA ETCHEVERRIA, Ramón
    ZaragozaEdiciones Oroel
    1982
    p. 136
  • ILATOVSKAYA, Tatiana
    St PetersburgThe State Hermitage Museum
    1996
    pp. 68-69, cat. 21
Volver
Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.