El "paisaje sonoro" de la casa de Goya en Burdeos se traslada a Fuendetodos. ABC

Exposiciones
26 mar 2010

El proyecto denominado Boombox, porque es una de las primeras herramientas de colectivización del sonido, según ha explicado hoy Radigales, partió del déficit que tenía Goya, de "ruido en la cabeza", y de la idea intuitiva de "sordera como un error virtual".

La escultura creada por Radigales (Zaragoza, 1970) reproduce voces de gente, ruido del tranvía, pisadas en el suelo de madera, abrir y cerrar puertas, un perro ladrando o el sonido del agua y de la tapa de un inodoro de la época en que vivió el artista aragonés en Burdeos, en una casa que es ahora sede del Instituto Cervantes.

Emitida en estructura de bucle la grabación de seis minutos compone el sonido de la escultura que se expone, una caja amplificadora, de 120 centímetros por ochenta, que reproduce el carácter temporal del paisaje auditivo que lo genera y evoluciona, a su vez, produciendo formas cambiantes en las letras dibujadas en polvo de tóner que forman la palabra Boombox.

Una instalación que se podrá conocer en la casa natal de Goya en Fuendetodos, entre el 25 de marzo y el 16 de mayo, y que ha sido expuesta en el Instituto Cervantes de Burdeos, del 19 de septiembre al 13 de noviembre de 2009, pero con catorce minutos de sonidos recogidos, en este caso, en su vivienda de la localidad zaragozana.

Se ha trasladado de manera digital un "sonido evocador" entre su primera y última residencia, a más de 500 kilómetros de distancia, en un proyecto que según su autor pretende cerrar un circuito "casi emocional", como tributo a un genio al que es una responsabilidad interpretar, ha dicho.

La directora del Instituto Cervantes de Burdeos, Antonia Picazo, ha subrayado que "Goya es una personalidad increíble que inspira a los creadores y ahí radica su genialidad y universalidad" y ha señalado que ha sido un hallazgo el que Radigales utilizara la experiencia sonora como hilo conductor para su evocación.

Ha agregado que el proyecto suscitó mucho interés cuando fue expuesto en Burdeos, en la sede del Instituto y antigua residencia de Goya, cuya presencia está muy viva y que sienten que les protege, guía e inspira como un "dios tutelar".

Para Picazo, Boombox es una experiencia "muy evocadora, emotiva y poética y al mismo tiempo llena de resonancias".

La directora de la Fundación Goya, Ana Armillas, que colabora con esta iniciativa del Cervantes, ha destacado que con este proyecto "de ida y vuelta, como la vida del artista aragonés" se cumplen dos objetivos de la Fundación, el apoyo a la creatividad contemporánea y la colaboración institucional.

 

 

* obligatorio

La Fundación Goya en Aragón usará la información que usted proporcione en este formulario para estar en contacto con usted y para enviarle actualizaciones. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado.

Utilizamos Mailchimp como nuestra plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para suscribirse, usted reconoce que su información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtenga más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

Volver
Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.