"Este 'goya' viene a completar una época poco representada". El Periódico de Aragón

Citas en medios FGA
21 may 2013

'El apostol Santiago y sus discípulos...', pintado hacia 1775, ya cuelga de las paredes del Museo de Zaragoza.

Los museos tienen que ser algo vivo, guardar la historia pero también potenciar la creatividad. Así lo dice el lema del Día Internacional Memoria + creatividad = a progreso social y así se puso de manifiesto ayer en el Museo de Zaragoza, que presentó en sociedad un nuevo goya, El apóstol Santiago y sus discípulos adorando a la Virgen del Pilar, que ha sido cedido temporalmente (sin fecha) al centro de arte.

El acto estuvo presidido por la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi; la consejera de Cultura, Dolores Serrat; Javier Callizo, director de Patrimonio; Miguel Beltrán, director del Museo de Zaragoza y representantes de la familia Espinosa de los Monteros Rosilló --que han cedido la obra--, quienes estuvieron acompañados por un centenar de zaragozanos que no quisieron perderse esta primera exposición de una pieza que muestra a la virgen del Pilar --de la que Goya era devoto-- y admirándola, los apóstoles.

El apóstol Santiago... es una obra "importante y significativa" ya que viene a completar la visión que se tiene de una época que no está muy representada en el centro; ya que está fechado --no firmado-- alrededor de 1775, justo en la época que dejó Zaragoza para instalarse en Madrid, o sea, la que va de la formación al Goya de la Corte, en la que se aleja del mundo rococó, según reconoció Miguel Beltrán.

COLUMNA VERTEBRAL

Luisa Fernanda Rudi, por su parte, recordó que Goya es la columna vertebral del Museo de Zaragoza --que tiene más de 80.000 visitantes al año--, cuyos fondos trazan "un recorrido vital y artístico por el recorrido vital y artístico del genio de Fuendetodos", explicó la presidenta. Exhibe actualmente 29 óleos, un dibujo, un escrito y unas doscientas estampas. Además, explicó que los museos "trabajan por las generaciones venideras, ya que se documenta, se restaura, se difunde, se estudia para luego mostrarlo al público".

Fernando Espinosa de los Montero, en representación de la familia, contó que esta pieza la adquirió su bisabuelo y ha sido ahora "cuando nos hemos decidido a mostrarla" --la obra la pusieron a subasta por 4,5 millones de euros en Maastrich pero no tuvo comprador--.

La obra, de 107 x 80 cms, "vino del Prado restaurada", según explicó la conservadora de Bellas artes del Museo de Zaragoza, Marisa Arguís, por lo que aquí no se ha tocado nada. Además, explicó que es una obra precoz, ya hay "trazos de Goya" porque aunque es "pintura rápida, hay mucho detalle, sobre todo en la virgen". De hecho, en el museo se guarda otra obra sobre la virgen, "pero muy celestial, con angelitos". Aquí, sin embargo aparecen los apóstoles y una figura a la derecha, con ropajes más modernos, y que "podría ser un autorretrato aunque más joven".

El goya es un nuevo atractivo para visitar y "disfrutar de los museos", tanto en su día, como en el resto del año.

 

* obligatorio

La Fundación Goya en Aragón usará la información que usted proporcione en este formulario para estar en contacto con usted y para enviarle actualizaciones. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado.

Utilizamos Mailchimp como nuestra plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para suscribirse, usted reconoce que su información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtenga más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

Volver
Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.