El Thyssen exhibe "la maja desnuda" de Rauschenberg. Ritmos XXI

Citas en medios FGA, Exposiciones
05 ago 2015

Más allá de Estados Unidos, Robert Rauschenberg (1925-2008) no ha recibido el mismo reconocimiento artístico como el de otros compatriotas como Andy Warhol. Entre el expresionismo y el Pop Art, Rauschenberg siempre vio la pintura como un camino, y no un fin.

El Museo Thyssen-Bornemisza presenta en su sección de Obra invitada la pieza Gilt (1983), perteneciente a la Ars Fundum Collection que convivirá hasta el mes de mayo con Express (1963), el lienzo que la Colección Thyssen dispone en sus fondos del artista estadounidense.

Artista multidisciplinar y de espíritu crítico, Rauschenberg se convirtió en una figura fundamental para el arte de las últimas décadas del siglo XX por su uso de objetos encontrados en combinación con la pintura, por su experimentación con técnicas de transferencia y sus incursiones en el mundo de la ciencia y la performance.

De la abstracción a la influencia de Warhol

Estudió farmacia en la Universidad de Texas e Historia del Arte, escultura y música en el Kansas City Art Institute, continuando los estudios artísticos en la Académie Julian de París y en el Black Mountain College de Carolina del Norte. En los primeros años de la década de 1950 desarrolló una pintura abstracta monocromática basada en el blanco, el rojo o el negro, con la que estudiaba las distintas texturas, y poco después, comenzó a producir sus Combine Paintings, donde integraba pintura, assemblages y collages de fotografías con objetos encontrados, procedentes de la sociedad de consumo. En 1962, y bajo la influencia de Andy Warhol, se inició en la serigrafía, convirtiendo esta técnica en la base de su trabajo, ya que le permitía incorporar imágenes fotográficas impresas sobre paneles de seda a unos lienzos que completaba con pintura al óleo.

Sin embargo, el Rauschenberg quiso ir más allá. Considerado como un artista inquieto buscó que su obra no se establecería en un movimiento artístico concreto. Para ello, salió a la búsqueda de nuevos lenguajes y nuevas expresiones artísticas de otros continentes.

Gilt forma parte de la serie Japanese Recreational Clayworks, fruto de un viaje a Japón a comienzos de la década de 1980 en el que Rauschenberg trabajó con los artesanos de Otsuka Ohmi Ceramics. Sobre unas finas planchas de cerámica de grandes dimensiones, el artista transfirió su personal iconografía, donde conocidos símbolos del arte occidental conviven con fotografías tomadas durante sus viajes a Osaka, Tokio y Nagoya. En el caso de Gilt, el personaje central es La maja desnuda de Goya.

Rauschenberg impulso el proyecto Rauschenberg Overseas Culture Interchange, con el objetivo de promover la paz mundial gracias a la asociación de artistas de países como Cuba, China o Tíbet.

* obligatorio

La Fundación Goya en Aragón usará la información que usted proporcione en este formulario para estar en contacto con usted y para enviarle actualizaciones. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado.

Utilizamos Mailchimp como nuestra plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para suscribirse, usted reconoce que su información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtenga más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

Volver
Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.