Rubens, Velázquez, Goya y Zurbarán llegan a Tenerife con 'Los objetos hablan'. rtvc.es

Exposiciones
21 ene 2016

La muestra, organizada por el Museo Nacional del Prado y la Obra Social "la Caixa", revela la conexión entre pintura de las escuelas artísticas europeas de entre los siglos XVI y XIX y objetos valiosos.

La exposición "Los objetos hablan", organizada por el Museo Nacional del Prado y la Obra Social "la Caixa", muestra en Santa Cruz Tenerife la conexión entre pintura de las escuelas artísticas europeas de entre los siglos XVI y XIX y objetos valiosos.

Esta muestra, que puede visitarse en el Espacio Cultural Fundación CajaCanarias, entidad que colabora, hasta el próximo 16 de enero, está compuesta por 60 obras del Museo del Prado, algunas de ellas su colección permanente, como "Mesa revuelta con pinturas, zanfonía, libros y otros objetos en trampantojo", de Flipar; "Vendedores de frutas", de Espinosa; y bodegones de Vilamodat y Meléndez.

El comisario, Fernando Pérez, ha explicado en la presentación de la muestra que las obras seleccionadas, que van desde una medalla de Felipe II, fechada en 1559, hasta la figura de una mujer en la playa pintada por Cecilio Pla en la segunda década del siglo XX, plantean una visión sobre los objetos que acompañan a hombres y mujeres en su vida cotidiana o en momentos de especial significación.

También hay obras de los grandes nombres de la Historia del Arte que cuelgan en las salas del Museo del Prado, como Zurbarán, el Greco, Murillo, Velázquez, Goya y Sorolla.

Desentrañar qué información dan los objetos sobre esos personajes, su época o su contexto geográfico, o qué significado oculto puede tener alguno de ellos es el principal cometido de esta exposición, que ya ha pasado por Cataluña, Zaragoza y Cádiz, donde ha congregado más de 150.000 visitantes.

El comisario ha destacado que el fin último es plantear un diálogo entre sus visitantes y los objetos del Museo del Prado, que nunca antes habían salido de Madrid.

Esta exposición "accesible, que todo el mundo va a entender" está dividida en cuatro áreas diferentes, la primera de ellas, titulada "La clave está en el objeto", habla de que en algunos cuadros los objetos son elementos clave para reconocer la escena representada.

La segunda, "Los objetos nos retratan", explica que los objetos definen quién es quién, pues, por ejemplo, los trajes y vestidos que llevan los personajes de los cuadros sirven para indicar su estatus, ha señalado el comisario.

En el caso de los retratos femeninos son importantes las joyas y los accesorios que llevan las retratadas, mientras que los alimentos que se muestran en los bodegones hablan de costumbres gastronómicas y del contexto socioeconómico de la época en la que fueron pintados estos cuadros, pero también del poder adquisitivo de quienes los encargaron.

La tercera parte, "Un mensaje escondido", alude a los mensajes ocultos que encierran los cuadros, como las flores que san Diego de Alcalá esconde en el hábito que hacen referencia al milagro del santo, que convirtió panes en rosas.

Por último, "El coleccionismo. De objeto de uso a objeto artístico" pone en evidencia la necesidad que desde tiempos remotos ha sentido el hombre de acumular objetos, como refleja la galería representada por Jan Brueghel en su alegoría de la Vista y el Olfato, que ilustra el afán coleccionista de la aristocracia flamenca de los siglos XVI y XVII.

El comisario ha comentado que un inicio esta exposición, que ha calificado de "un Prado en miniatura", estaba dirigida a los estudiantes de secundaria, si bien debido a su éxito entre este colectivo se dieron cuenta de que era necesario ofrecer las mismas ideas al público general.

La coordinadora general de Conservación del Museo del Prado, Karina Marotta, ha destacado, también en la presentación de la muestra, que es una exposición inusual al establecer guiños entre los cuadros y poder observar las pinturas desde muy cerca.

Marotta ha dicho que el visitante podrá encontrar no solo buena pintura sino también relaciones "más libres y experimentales" entre las obras de las que no podrá percatarse en el Museo del Prado debido a la disposición de sus salas.

Esta posición está organizada por el Museo Nacional del Prado y la Obra Social "la Caixa", con la colaboración de Fundación CajaCanarias.

 

* obligatorio

La Fundación Goya en Aragón usará la información que usted proporcione en este formulario para estar en contacto con usted y para enviarle actualizaciones. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado.

Utilizamos Mailchimp como nuestra plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para suscribirse, usted reconoce que su información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtenga más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

Volver
Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.