Natalio Bayo rinde tributo al oficio de grabador en 'Arte en el libro'. elperiodicodearagon.com

Exposiciones
01 abr 2016

La muestra reúne los grabados y litografías del artista que han ilustrado distintas obras literarias.

"No sé si soy un pintor grabador o un grabador que pinta, aunque tampoco tiene mucha importancia", confesó ayer Natalio Bayo en la inauguración de la exposición Arte en el libro que mostrará sus grabados y litografías. Un total de más de 80 obras que, a lo largo de su trayectoria han ilustrado distintas obras literarias, generalmente de tradición bibliófila, que se exponen en la Sala Cai Luzán desde hoy --la inauguración es a las 20 horas-- hasta el próximo 9 de marzo.

Natalio Bayo, uno de los artistas aragoneses contemporáneos más reconocidos, es pintor, dibujante y grabador, un oficio en riesgo de extinción al que ha dedicado algunas de sus mejores creaciones, como se puede ver en los libros ilustrados de esta muestra. Arte en el libro pretende ser un homenaje al oficio de artista grabador, que tiene en Goya su máximo exponente.

Los trabajos que podrán verse --realizados entre 1978 y la actualidad-- fueron realizados para ilustrar libros como Romeo y Julieta de William Shakespeare (Liber Ediciones, 2015), Canciones de amor de José Antonio Labordeta (Ediciones Ehon, 1997), Chrysaor de Guillermo Fatás o Personajes sin rostro de la Historia de Aragón de Ángel Sesma (1978). La muestra incorporan imágenes que enriquecen el que, por ahora, es su último trabajo, Romeo y Julieta, así como las del libro San Jorge/San Jordi por el que recibió en 2008 el Premio al libro de bibliofilia mejor editado, otorgado por el Ministerio de Cultura, y la Medalla del Bicentenario del Ayuntamiento de Zaragoza, en las Artes. También estará Danza macabra, un trabajo editado por el propio Bayo que aún sigue en preparación, un proyecto que le pareció "muy interesante por la situación que vivimos ahora" ya que dijo encontrar "perturbador" que el ser humano no haya cambiado nada en 500 años. En la exposición podrán verse planchas originales de cobre que sirvieron para la elaboración de grabados.

Bayo se considera un "hombre afortunado" por haber vivido de un trabajo que le gusta y le sigue gustando aunque sea un un oficio "poco conocido". Sobre la exposición dijo no tener "grandes mensajes, lo único que pretendo es que el espectador que sienta algún interés por este tipo de trabajos, lo vea, opine, le guste o no le guste. A veces lo que uno hace no lo hace con un sentimiento premeditado de transmitir algo, simplemente quiero crear un relato en imágenes que sea lo más cercano posible al que escribe el texto"

 

* obligatorio

La Fundación Goya en Aragón usará la información que usted proporcione en este formulario para estar en contacto con usted y para enviarle actualizaciones. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado.

Utilizamos Mailchimp como nuestra plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para suscribirse, usted reconoce que su información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtenga más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

Volver
Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.