Ana Fernández: "Leocadia para Goya era el vínculo con la realidad y un apoyo total en las decisiones que tomaba, aunque no las compartiera"

Conversamos con Ana Fernández, actriz que interpreta a Leocadia Zorrilla en la obra teatral “El Sueño de la Razón” que podrá verse en el Teatro Principal de Zaragoza entre los días 9 y 18 de septiembre.

Cuaderno Italiano
12 sep 2022
IMG_8299
Ana Fernández y Antonio Valero, como Leocadia y Goya, en "El Sueño de la Razón"

Ana Fernández (Valencina de la Concepción, Sevilla, 1965) es una reconocida actriz de cine, televisión y teatro, ganadora del Premio Goya a mejor actriz revelación por su papel en Solas, de Benito Zambrano y nominada a mejor actriz de reparto por You’re the One (una historia de entonces) y a mejor actriz protagonista por Historia de un beso, ambas dirigidas por José Luis Garci. Ha trabajado en películas como Hable con ella, de Pedro Almodóvar, Pasos, de Federico Luppi o La novia, de la aragonesa Paula Ortiz. En teatro, ha participado en múltiples obras, entre las que destacan El Lunar de Lady Chatterley, El grito o La casa de Bernarda Alba.

La actriz llega en septiembre al Teatro Principal de Zaragoza como protagonista, junto a Antonio Valero, del montaje El Sueño de la Razón, obra teatral de Antonio Buero Vallejo en una nueva versión dirigida por José Carlos Plaza.

¿Qué se encontrará el público de El Sueño de la Razón?

El público se encontrará una obra fascinante. Es el reflejo de una época terrible en los últimos meses que Goya pasa en España antes de exiliarse en Burdeos. Y esto se nos cuenta a través de la peripecia vital del propio Goya. Es una etapa de su vida en la que le asaltan las alucinaciones, los deterioros de la edad, y sobre todo la persecución cruel y despiadada de Fernando VII.

Este proceso está contado con actores, sí, y también con una profusión de medios que hace que la experiencia sea inmersiva y sorprendente. Los efectos sonoros, las proyecciones de las pinturas negras, la presencia de máscaras vivas componen un universo del mundo de Goya que seguro que no deja indiferente.

Todo ello es lo que refleja la magnífica obra del maestro Buero Vallejo puesta en escena por el maestro José Carlos Plaza. Y encarnada por el equipo actoral con Antonio Valero a la cabeza, y con Fernando Sansegundo, Carlos Martínez-Abarca, Montse Peidro, Chema León, María Heredia, Marco Pernas, Álvaro Pérez y Sergio Ramos.

Interpretas a Leocadia Zorrilla, amante y compañera de Goya en sus últimos años de vida. Según se recoge en documentos de la época, Leocadia era una mujer con un fuerte carácter, descrita incluso como “la turbulencia en persona”. ¿Cómo abordas este personaje? Y ¿cuál ha sido tu mayor reto a la hora de interpretarlo?

Leocadia es una mujer muy poderosa. Es muy inteligente, analiza la situación con una clarividencia extraordinaria e intenta todo el tiempo salvar a Goya y a su familia de la persecución a que están sometidos.

El mayor reto quizá sea combinar su fortaleza, su determinación y su compromiso con su amor por Goya. Para mí es un reto, porque como me ocurre con muchos de los personajes que me toca interpretar es más fuerte y más inteligente que yo y eso siempre es un reto, que afronto encantada, porque es el tipo de personajes que me gusta interpretar.

Después de hacer el personaje de una Angustias castrada, muy falta de amor y dominada por el color negro, en “La Casa de Bernarda Alba”, dirigida también por José Carlos Plaza, me ha llegado este regalo que es Leocadia, para mí es la mujer fuego, llena de pasión, amante de la vida, muy comprometida socialmente.

La obra se centra en un momento convulso de la historia de España y en un periodo sombrío para Goya y para la propia Leocadia, acosados ambos por sus ideas liberales ¿Cómo describirías la relación entre Leocadia y Goya en este contexto?

La situación del país es determinante para todo lo que ocurre en la obra y naturalmente para los personajes también. La relación entre Leocadia y Goya está regida por una coincidencia de opiniones, de compromiso y, claro, también de convivencia. Viven juntos desde hace más de diez años y comparten una hija. A Leocadia le preocupa sobre todo la seguridad de Goya y de su familia, pero también la salud del genio. Sus últimos trabajos, las famosas Pinturas negras, sugieren para ella un posible deterioro de su salud mental y eso también le preocupa mucho. Su principal objetivo es salir de España por el bien de todos, lo cual no es fácil sobre todo por la obstinación de Goya por seguir en su país, España, y por su determinación de no humillarse ante un rey tirano.

Para un Goya ya mayor y limitado por su sordera ¿qué significó tener a su lado a una mujer como Leocadia?

Yo solo puedo suponer lo que significó. De hecho, habría que preguntárselo a él. Pero puedo intuir que Leocadia para Goya era el vínculo con la realidad y un apoyo total en las decisiones que tomaba, aunque no las compartiera. Realmente se mantuvo a su lado hasta el final de sus días y se quedó sin nada después de su muerte.

Las Pinturas negras de la Quinta del Sordo formaban parte del decorado en la obra de Buero Vallejo y también participaban del contenido simbólico del texto. Carlos Foradada estableció un nexo entre la representación de La Leocadia y de Judith y Holofernes, considerando que podría tratarse del mismo personaje, la mujer liberal, la heroína. ¿Estarías de acuerdo con esta interpretación?

Sí, estoy de acuerdo en su interpretación. Fue un hallazgo para mí conocer su estudio cuando estaba preparando el personaje. Siempre me había sorprendido la expresión que Goya da a Judith en ese cuadro. La serenidad, la determinación y casi la dulzura en la expresión cuando va a realizar un acto tan atroz; como si supiera que todo va a ir mejor después. Que la sociedad va estar mejor cuando mueran los tiranos.

Siguiendo con las Pinturas negras ¿por qué crees que tienen tanto atractivo?

Las Pinturas negras, aparte de reflejar el terrible entorno de Goya en ese momento, su espíritu atormentado y el desencanto como ciudadano, amante de un país herido con pocas esperanzas, refleja también un adelanto formal que va a influir en la historia del arte posterior. Se aglutina en ellas toda la experiencia adquirida por el genio que es Goya. ¡¡¡Son fascinantes!!!

Estudiaste Historia del Arte, ¿qué representa para ti la figura de Goya?

No es fácil contestar de forma resumida a esa pregunta. Es un genio, como hemos dicho. Condensa la capacidad de trabajar para "el poder”, dando su punto de vista que nos llega a todas y a todos.

A través de sus diferentes etapas vemos reflejado todo eso, pero además es un visionario que se adelanta formalmente y temáticamente a varias generaciones. Parece saber qué vamos a pensar y qué vivencias vamos a tener dos siglos después.

En Goya no valen las separaciones entre mente y pasión. En él se combinan la lucidez y la pasión de forma natural.

Y para terminar, ¿qué obra de Goya es tu favorita?

Ahora que estoy tan pegada a Leocadia me quedo con las obras de la Quinta del Sordo. Entre ellas me gustan especialmente Asmodea, Judith y Holofernes, el Perro semihundido. Hay tantas… Gracias Francho. Así le llamaba Leocadia.

Ana Fernández y Antonio Valero, como Leocadia y Goya, en "El Sueño de la Razón"

"El Sueño de la Razón"

* obligatorio

La Fundación Goya en Aragón usará la información que usted proporcione en este formulario para estar en contacto con usted y para enviarle actualizaciones. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado.

Utilizamos Mailchimp como nuestra plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para suscribirse, usted reconoce que su información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtenga más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

Volver
Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.