Calero llena el Paraninfo con las huellas y el simbolismo de Goya. Heraldo de Aragón

Exposiciones
28 abr 2010

El artista zaragozano expone sus grabados y acciones hasta el 13 de junio.

"Cualquier elemento sirve para realizar un grabado. Los límites no existen en la mente del creador, que tiene que ir más allá de la realidad, utilizando unas técnicas que siempre deben ponerse al servicio del artista". Y eso es lo que ha hecho el autor de esta frase, el artista zaragozano Ricardo Calero, que es capaz de convertir la tierra, las piedras, las hojas o las ramas de los árboles en planchas sobre las que se imprimen los grabados que, desde ayer y hasta el próximo 13 de junio, pueden verse en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza.

"Grabado... Tiempo" es el título de esta selección de obras -más de cien, entre grabados, fotografías e instalaciones- en las que el autor plasma sus experiencias personales y los problemas que le rodean. Un trabajo que se divide en dos bloques temáticos: por una parte, se muestran acciones que ha realizado durante su vida, y por otra, sigue la huella de uno de los grandes genios del grabado de todos los tiempos, Francisco de Goya.

El origen de muchas de las piezas de esta segunda parte de la muestra se sitúa en 2005. En esa fecha, el artista recibió una invitación del Museo del Grabado de Fuendetodos para que reinterpretara y diera continuidad a los grabados originales de Goya.

"Al principio no supe muy bien cómo enfocar la petición. Por un lado, tenía frente a mí a uno de los grandes cronistas de todos los tiempos, que plasmaba en sus lienzos y grabados los problemas que le conmovían. Y por otro, un artista con una técnica tan revolucionada que sus planchas no fueron aceptadas por los academicistas porque no seguían los cánones tradicionales", recuerda Calero.

La técnica de Calero y su método de trabajo sorprenderían hoy en día a su 'maestro', cuyos pasos investigó hasta dar con el camino por el que el pintor iba y venía, cuando todavía vivía en Fuendetodos, a mediados del siglo XVIII.

"Busqué piedras con historia, llenas de líquenes que hubieran visto pasar a Goya, y debajo de ellas coloque 22 papeles, que se quedaron a la intemperie durante 22 días, como los 22 'Disparates' de Goya", apunta Calero.

El encargo del Museo de Fuendetosos lo completó con un disparate interior en el que representó el dolor y la desolación de la guerra. Para ello empleó una bala de 9 milímetros parabellum, "símbolo de las tragedias más recientes de nuestro país. Los últimos fusilamientos de la dictadura o los tiros en la nuca de ETA se han hecho con esta munición", señaló. En esta ocasión, el artista quería utilizar las balas "para crear y no para destruir" y los disparos de los agentes de la Guardia Civil que colaboraron con él pueden verse hoy en muchos de esos grabados.

Una muestra itinerante

Ambos trabajos fueron el germen de una idea que Calero desarrolló en una decena de series cargadas de poesía, de recuerdos, de símbolos y de naturaleza. Trabajos con los que sembró literalmente de papeles el campo de Fuendetodos o tiroteó su cuaderno de anotaciones con otras balas 9 milímetros parabellum.

Con sus 'Disparates Interiores y Exteriores' ha itinerado en una muestra seleccionada por el Ministerio de Asuntos Exteriores para exhibirse en Roma, Venecia, Bruselas o Montreal. Con ella recala ahora en Zaragoza, diez años después de su última muestra individual. Pero, para esta ocasión, Calero ha creado la instalación 'Aprendiendo, siempre aprendiendo', que dejará boquiabierto al espectador.

La segunda parte de la exposición, 'Tiempo y luz', recoge acciones que Ricardo Calero ha realizado a lo largo de los años. Llamadas de atención que despiertan el ánimo del espectador, sorprendido al ver un confesionario al revés como metáfora de la animalidad; un lienzo en el que los sedimentos de un río han grabado la palabra 'Sueños'; o pasaportes que lanzó en el Cabo de Gata y que fueron rescatados entre el oleaje "marcados por las heridas del viaje".

 

 

* obligatorio

La Fundación Goya en Aragón usará la información que usted proporcione en este formulario para estar en contacto con usted y para enviarle actualizaciones. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado.

Utilizamos Mailchimp como nuestra plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para suscribirse, usted reconoce que su información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtenga más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

Volver
Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.