Once obras de Francisco de Goya encabezan exposición en el Museo de Bellas Artes. Latercera.com

Exposiciones
03 jun 2010

Los contrastes del pintor español Francisco de Goya quedarán al descubierto en la muestra Confluencias, que se inaugurará el próximo martes en el Museo Nacional de Bellas Artes. La exposición está encabezada por Retrato de Don Pantaleón Pérez de Nenin, de 1808, donde el pintor español representó a un miembro de una familia de comerciantes de Bilbao, representante de la nueva clientela burguesa del Goya decimonónico.

Pintura de Francisco de Goya que forma parte de la colección BBVA. Retrato de Don Pantaleón Pérez de Nenin, de 1808.

En ese óleo, la virtuosidad de la pincelada de Goya resalta frente al inexpresivo rostro del modelo, quien erguido y orgulloso encargó la tela para verse representado, a los 32 años, portando un bastón de mando y un sable. En contrapunto con esa refinada tela, se mostrarán 10 grabados de su serie Los caprichos. Desde 1797, el artista decidió describir su visión oscura de la sociedad española a través de estas aguafuertes, plagadas de monstruos y brujas que vuelan. Las grotescas imágenes de Los caprichos nacieron de las visiones que Goya sufrió durante una extraña enfermedad que lo mantuvo al borde de la muerte y, como secuela, lo dejó sordo. En los grabados aparecen escenas con ahorcados, condenados y funcionarios de la Inquisición, brujas que se alimentan de la sangre de niños, religiosos codiciosos, gigantescos murciélagos y lúgubres figuras de la superstición popular.

En 1799, el pintor puso en venta la serie. Pocas semanas después dejó de hacerlo por presiones de algunos grupos, sobre todo religiosos, que se sintieron atacados. Cinco años después el pintor regaló los ejemplares que le habían quedado y las planchas al Rey de España.

Según historiadores, la idea de que el Rey de España adquiriera los grabados posiblemente fue una iniciativa de la reina, quien estimaba al pintor y deseaba protegerlo de los ataques que habían generado los grabados. Sólo a mediados del siglo XIX, tras la muerte de Goya, se imprimirían por segunda vez y cimentarían la fama del artista en Europa.

La exposición, compuesta por 54 piezas de la colección del Banco BBVA, incluye también obras de artistas, de diferentes estilos y épocas, correspondientes a los últimos 200 años en España y Latinoamérica. Entre ellos, Joaquín Sorolla, Antoni Tápies, Antonio Saura y el colectivo Equipo Crónica (España), Leonora Carrington y David Alfaro Siqueiros (México), Roberto Matta (Chile), Carlos Cruz-Díez (Venezuela), Oswaldo Guayasamín (Ecuador) y Fernando de Szyszlo (Perú).

 

* obligatorio

La Fundación Goya en Aragón usará la información que usted proporcione en este formulario para estar en contacto con usted y para enviarle actualizaciones. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado.

Utilizamos Mailchimp como nuestra plataforma de marketing. Al hacer clic a continuación para suscribirse, usted reconoce que su información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Obtenga más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

Volver
Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.