Francisco de Goya

El hombre feliz (G.38)

Clasificación
El hombre feliz (G.38)
Datos Generales
Cronología
Ca. 1824 - 1828
Ubicación
The State Hermitage Museum, St Petersburg, Russia
Dimensiones
192 x 145 mm
Técnica y soporte
Reconocimiento de la autoría de Goya
Documented work
Titular
The State Hermitage Museum
Ficha: realización/revisión
05 Sep 2021 / 06 Sep 2021
Inventario
131.17978
Inscripciones
El hombre feliz (a lápiz negro, arriba) El hombre feliz (a lápiz negro, tachado, abajo) 38 (a lápiz negro, ángulo superior derecho) O. G. inscritas en una Niké alada (sello identificativo de la Colección de Otto Gerstemberg, Lugt 2785, ángulo superior derecho)
Historia
Véase Se hace militar (G.1). Línea de procedencia: Madrazo, Montañés, Beruete, Gerstemberg, Hermitage.
Análisis artístico
Véase Se hace militar (G.1). Una figura solitaria parece emerger de las tinieblas. Esta impactante escena es de uno de los dibujos que forma parte de la serie de trece dibujos incluidos en el Cuaderno G y que tienen la locura como tema e inspiración (G.17, G.33-G.41 y G.43-G.45). El personaje, de aspecto fuerte y robusto, aparece de frente y ocupando gran parte de la composición, enmarcado por un fondo de un negro profundo, que Goya ha construido con apretados trazos del lápiz litográfico en sentido vertical y horizontal consiguiendo una textura desigual en la que se pueden adivinar volúmenes y formas. Sobre este fondo destaca el ropón que viste el protagonista, similar al que llevan otras figuras de la serie de lunáticos.  Apoya firmemente en el suelo las piernas abiertas e, igualmente, sus brazos y manos se muestran abiertos, construyendo una composición triangular. Entre tanto, la cabeza está inclinada sobre el pecho, como muestra del momento de ausente concentración del enfermo. Asimismo, su rostro difuso queda parcialmente en sombra, subrayando el aire fantasmal e irreal del dibujo. Muchos autores, como Gassier, se han detenido en la sensación de profundo desamparo y soledad que transmite este dibujo. Su rostro borroso evidenciaría el desconcierto de la mente ante la oscuridad que lo envuelve. Sin embargo, la leyenda añadida por Goya, irónica o alegórica, parece sugerir, que la verdadera felicidad se encontraría precisamente en esa inconsciencia. Por su parte, Ilatovskaya señala que la felicidad del protagonista podría deberse, sencillamente, a que el enfermo está orinando de pie y de ahí su momento de básico y primario placer. Sea cual sea la intención última de Goya, esta autora también subraya el importante papel jugado por la luz y la sombra. No sólo serían fundamentales por la utilización del claroscuro para construir la dramática atmósfera de la escena y la anatomía del personaje, sino que también simbolizan la batalla entre la razón y la locura que tiene lugar en la mente de este hombre feliz, quien habita un mundo ajeno por completo al espectador.
Exposiciones
  • St Petersburg
    1996
Bibliografía
  • LAFOND, Paul
    ParísSociété de propagation des livres d'art
    1907
    p. 9, nº 14 (il.)
  • GASSIER, Pierre y WILSON, Juliet
    Vie et ouvre de Francisco de Goya
    ParísOffice du livre
    1970
    p. 365, cat. 1743 [G.38]
  • GASSIER, Pierre
    Dibujos de Goya: Los álbumes
    BarcelonaNoguer
    1973
    pp. 536 y 566, cat. G.38 [396]
  • ILATOVSKAYA, Tatiana
    St PetersburgThe State Hermitage Museum
    1996
    pp. 51-52, cat. 14
  • Asunción Fernández and Antonio Seva
    Goya y la locura
    Zaragoza
    2000
    pp. 60-61 (il.)
Palabras clave
Enlaces externos
Volver
Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.