Francisco de Goya

Locos (G.37)

Clasificación
Locos (G.37)
Datos Generales
Cronología
Ca. 1824 - 1828
Ubicación
The State Hermitage Museum, St Petersburg, Russia
Dimensiones
192 x 144 mm
Técnica y soporte
Reconocimiento de la autoría de Goya
Documented work
Titular
The State Hermitage Museum
Ficha: realización/revisión
05 Sep 2021 / 06 Sep 2021
Inventario
131.17993
Inscripciones
Locos (a lápiz negro, abajo) 37 (a lápiz negro, ángulo superior derecho) O. G. inscritas en una Niké alada (sello identificativo de la Colección de Otto Gerstemberg, Lugt 2785, ángulo superior derecho)
Historia
Véase Se hace militar (G.1). Línea de procedencia: Madrazo, Montañés, Beruete, Gerstemberg, Hermitage.
Análisis artístico
Véase Se hace militar (G.1). La escena se encuadra dentro de la serie de trece dibujos de este mismo Cuaderno G que tienen a la locura como temática principal (G.17, G.33-G.41 y G.43-G.45). Si en otros ejemplos de esta serie los enfermos aparecen en solitario, aquí son dos los personajes, que han sido representados de forma muy distinta en cuanto a postura, actitud e, incluso, tratamiento de las luces. En una sala en penumbra, quizá una celda o el patio de un manicomio, una figura central permanece de pie, lleva un extraño tocado y parece encerrado en sí mismo, con la cabeza gacha, mientras mantiene sus manos a la espalda. Posee una figura corpulenta y, sobre una especie de camisón claro, viste un chaleco oscuro en el que es visible el trabajo apretado con el lápiz litográfico. Frente a su melancólica actitud, contrasta el desgarrado dolor de una figura secundaria que se mantiene en un plano ligeramente posterior. Este otro personaje está inclinado sobre un banco de la izquierda, quedando en una zona de sombras más acentuadas. Abre su boca en un claro gesto de lamento. Diversos trazos superpuestos impiden apreciar con claridad que alza su mano derecha abierta al frente. Su rostro deforme, construido con multitud de finos y nerviosos trazos, redunda en la idea de Goya de representar el dolor emocional, el deterioro mental, a través del deterioro físico. Pese a estas diferencias, ambos forman un grupo bastante unitario gracias al diseño del contorno que encierra a las figuras. En cuanto a su interpretación, Gassier identifica el improvisado gorro del personaje central como el remedo de un shako, el gorro alto cuyo uso se empezó a generalizar en distintos ejércitos europeos desde 1800. Según Bozal, esto nos hablaría del delirio del que cree ser un militar. En cambio, para Ilatovskaya, el gorro imitaría los capirotes de los condenados por la Inquisición española, lo que sería una especie de marca de condena de este enfermo concreto.
Exposiciones
  • St Petersburg
    1996
Bibliografía
  • LAFOND, Paul
    ParísSociété de propagation des livres d'art
    1907
    p. 11, nº 29 (il.)
  • GASSIER, Pierre y WILSON, Juliet
    Vie et ouvre de Francisco de Goya
    ParísOffice du livre
    1970
    p. 365, cat. 1742 [G.37]
  • GASSIER, Pierre
    Dibujos de Goya: Los álbumes
    BarcelonaNoguer
    1973
    pp. 535 y 566, cat. G.37 [395]
  • ILATOVSKAYA, Tatiana
    St PetersburgThe State Hermitage Museum
    1996
    pp. 85-86, cat. 28
  • Asunción Fernández and Antonio Seva
    Goya y la locura
    Zaragoza
    2000
    pp. 57-59
  • BOZAL, Valeriano
    2008
    p. 157, fig. 25
Volver
Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.