Francisco de Goya

Santas Justa y Rufina

Santas Justa y Rufina
Datos Generales
Cronología
1817
Ubicación
Catedral de Sevilla, Sevilla, España
Dimensiones
309 x 177 cm
Técnica y soporte
Óleo sobre lienzo
Reconocimiento de la autoría de Goya
Obra documentada
Titular
Cabildo de la catedral metropolitana de Sevilla
Ficha: realización/revisión
01 feb 2010 / 06 mar 2012
Historia

El cabildo metropolitano de Sevilla encargó esta obra a Goya gracias a la mediación del erudito y amigo del artista Ceán Bermúdez. El cuadro ya estaba bosquejado el 27 de septiembre de 1817. El 14 de enero de 1818 el cuadro era entregado. Goya recibió la cantidad de 28.000 reales por este lienzo que todavía se conserva en la catedral sevillana, ubicado en la sacristía de los Cálices.

Análisis artístico

El momento de la realización de este cuadro no era el más feliz de la carrera artística de Goya. El pintor ya contaba setenta y un años, además Vicente López acaparaba muchos encargos debido a la reacción conservadora, y sus cuadros de las majas aparecidos entre los bienes de Godoy había sido declarados como obscenos por la Inquisición. Seguramente por estas circunstancias su amigo Ceán intervino para conseguirle este encargo, y lo supervisó hasta el último detalle, decidiendo lo que se iba a representar, y hasta exigiendo tres o cuatro bocetos previos, de los que conservamos uno (Museo del Prado, Madrid).

Como el propio Ceán escribía en carta al coleccionista mallorquín Tomás de Veri, el cabildo quería la representación del martirio de las santas, pero dadas las medidas del lienzo Ceán pensó que sería más conveniente la representación de las santas de tamaño natural, para no distraer al sacerdote y a los fieles y moverles a la devoción a través de sus decorosas actitudes.

Efectivamente, las dos hermanas aparecen en pie portando sus atributos: las palmas del martirio, vasos de cerámica alusivos a su profesión de alfareras y el león al lado de Santa Rufina, que recuerda el momento en que el precepto romano Diogeniano la colocó en el anfiteatro a expensas de la bestia que actuó como si fuera una dócil mascota, lamiendo los pies de la joven. Ambas miran hacia el cielo oscuro, tan solo iluminado por dos haces de luz que recaen sobre sus cabezas. Al fondo se divisa la torre de la Giralda que solía acompañarlas en sus representaciones, recordando su procedencia. A sus pies el pintor incluyó una escultura pagana hecha pedazos en referencia al episodio en el que las santas destruyeron la imagen de la diosa siria Salambó cuando se negaron a vender una de sus vasijas como ofrenda a la deidad.

A pesar de los elogios de Ceán, el cuadro no fue bien acogido por los sevillanos, sobre todo por los artistas, quienes sentían que Goya les había arrebatado un buen encargo. Así comenzó una batalla entre los defensores del cuadro de Goya y los que lo querían desprestigiar, ambas partes expresándose a través de poemas y coplas que se extendieron por la ciudad del Guadalquivir. Decían incluso que Goya había tomado como modelos a dos prostitutas, una creencia popular que llegó incluso a la tinta de estudiosos como Yriarte, quién estaba convencido del escepticismo de Goya.

Otros estudiosos goyescos no valoraron este lienzo del artista por no responder a su estilo propio y carecer de fuerza, al parecer con el fin de contentar al cabildo. Sin embargo, la crítica moderna ha sabido apreciar la dificultad de un lienzo donde hubo que incluir variados atributos y para cuya ejecución Goya se documentó profundamente y visitó tres veces la ciudad. El resultado fue un lienzo donde se fusionan los tonos negros con vivos colores, al estilo de El Greco. Para la composición, el pintor sin duda se basó en la obra del mismo tema de Murillo (Museo de Bellas Artes de Sevilla).

Exposiciones
  • Goya. La imagen de la mujer
    Museo Nacional del Prado
    Madrid
    2001
    responsable científico principal Francisco Calvo Serraller. Del 30 de octubre de 2001 al 10 de febrero de 2002. Expuesta también en National Gallery of Art, Washington, 10 de marzo al 2 de junio de 2002
  • Goya en tiempos de guerra
    Museo Nacional del Prado
    Madrid
    2008
    responsable científico principal Manuela B. Mena Marqués, del 14 de abril al 13 de julio de 2008
Bibliografía
  • L'œuvre peint de Goya. 4 vols
    Xavier Desparmet Fitz-Gerald
    vol. I, p. 142, cat. 99
    1928-1950
  • El estudio crítico más antiguo sobre Goya
    Boletín de la Real Academia de la Historia conmemorativo del bicentenario de Don Francisco de Goya
    Ángel González Palencia
    pp. 75-87
    1946
  • Vie et ouvre de Francisco de Goya
    Juliet Wilson y Pierre Gassier
    pp. 298, 378, cat. 1.569
    1970
    Office du livre
  • Goya, 1746 – 1828. Biografía, estudio analítico y catálogo de sus pinturas, 4 vols.
    José Gudiol
    vol. I, p. 367, cat. 654
    1970
    Polígrafa
  • L’opera pittorica completa di Goya
    Rita de Angelis
    p. 131, cat. 610
    1974
    Rizzoli
  • Francisco de Goya, 4 vols.
    José Camón Aznar
    vol. IV, p. 74 y pp. 290. 291 (ils.)
    1980-1982
    Caja de Ahorros de Zaragoza, Aragón y Rioja
  • Goya. 250 Aniversario
    Juan J. (comisario) Luna
    pp. 417-419
    1996
    Museo del Prado
  • Goya, la imagen de la mujer
    Francisco (comisario) Calvo Serraller
    pp. 234, 335, cat. 57 y p. 235 (il.)
    2001
    Museo Nacional del Prado y Fundación Amigos del Museo del Prado
  • Goya en tiempos de guerra
    Manuela B. (comisaria) Mena Marqués
    pp. 467-470, cat. 172 y p. 469 (il.)
    2008
    Museo Nacional del Prado
Enlaces externos
Volver
Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.