Francisco de Goya

Datos Generales
Cronología
1798
Ubicación
Norton Simon Foundation, Pasadena, Estados Unidos
Dimensiones
193 x 115 cm
Técnica y soporte
Óleo sobre lienzo
Reconocimiento de la autoría de Goya
Obra documentada
Titular
Norton Simon Foundation
Ficha: realización/revisión
25 ene 2010 / 14 abr 2021
Inventario
(F.1970.08.P)
Historia

Desconocemos las circunstancias que rodearon el encargo de esta serie de cuatro pinturas representando los Padres de la Iglesia, que hoy se encuentran dispersas en diferentes lugares (véase San Ambrosio).

La pintura de a San Jerónimo perteneció a la colección de Luis Vilches de Madrid, quien la vendió al norteamericano Stanley Moss. De su mano ingresó en la institución que hoy lo guarda.

Análisis artístico

San Jerónimo está representado como penitente, en el momento en que se retiró durante cuatro años al desierto para estudiar y orar y así alejarse de las tentaciones. Este santo sí aparece con sus atributos: la calavera y el crucifijo propios del penitente; los libros con la escribanía, referidos a su gran obra, la Vulgata; y los cordones, que con calculada ambigüedad aluden a un cilicio mortificador y a la dignidad cardenalicia del santo.

Algunos estudiosos encuentran semejanzas con la escultura de San Jerónimo realizada por Pedro Torrigiano, que en época de Goya se conservaba en el monasterio jerónimo de Buenavista (hoy en el Museo de Bellas Artes de Sevilla). Ceán Bermúdez asegura que Goya contempló esta obra durante largo rato y que la consideraba la mejor pieza de escultura moderna.

A pesar de las evidentes referencias sevillanas para este conjunto de pinturas, Camón Aznar cree que esta pieza no pertenecería a la misma serie que las otras tres, de la que se habría perdido el correspondiente San Jerónimo, y la data en 1807. No justifica su opinión pero parece haberse basado en la diferencia de tonalidades de la obra con respecto a las demás, mucho más cálidas las otras. El San Jerónimo resulta más frío por la gama grisácea de la roca donde se apoya. Además estima que Goya habría elegido representar al santo como cardenal, sobre un fondo oscuro y neutro igual que sus supuestos compañeros. Quizás la terracota de Torrigiano le influyó tanto que decidió cambiar el estilo en este santo padre, recurriendo a un lenguaje más innovador.

Más información sobre la serie de cuatro pinturas en San Ambrosio.

Bibliografía
  • GASSIER, Pierre y WILSON, Juliet
    Vie et oeuvre de Francisco de Goya
    ParísOffice du livre
    1970
    pp. 165, 191, cat. 716
  • vol. I, p. 264, cat. 181
  • ANGELIS, Rita de
    L’opera pittorica completa di Goya
    MilánRizzoli
    1974
    p. 110, cat. 326
  • José Camón Aznar
    Francisco de Goya, 4 vols.
    ZaragozaCaja de Ahorros de Zaragoza, Aragón y Rioja
    1980-1982
    vol. III, p. 31
Enlaces externos
Volver
Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.