Francisco de Goya

Milagro de San Antonio de Padua

Clasificación
Milagro de San Antonio de Padua
Datos Generales
Cronología
1798
Ubicación
Ermita de San Antonio de la Florida, Madrid, España
Dimensiones
550 cm de diámetro
Técnica y soporte
Pintura al fresco
Reconocimiento de la autoría de Goya
Obra documentada
Titular
Patrimonio Nacional
Ficha: realización/revisión
13 oct 2010 / 28 jul 2017
Historia

La Ermita de San Antonio de la Florida se emplaza en un paraje de huertas y arboledas, situado extramuros de la ciudad, que servía como lugar de esparcimiento para los madrileños. Allí existió ya en tiempos una ermita construida por Churriguera, la cual fue destruida y reemplazada por otra de Sabatini. La finca fue comprada por Carlos IV para realizar un conjunto palaciego con jardines, así que, de nuevo, fue destruida y vuelta a construir por Felipe Fontana entre 1792 y 1798. Por pertenecer al patrimonio de la Casa Real y en virtud de un Breve pontificio emitido por Pío VI en 30 de julio de 1798, la ermita quedó desvinculada de la jurisdicción eclesiástica ordinaria para pasar a depender directamente de la capilla palatina.

Goya recibió el real encargo de realizar la decoración pictórica de la ermita en 1798 y se sabe que ya en junio estaba trabajando en ella. El encargo debió de estar favorecido por su amistad con los ilustrados Francisco de Saavedra y Gaspar Melchor de Jovellanos, por entonces secretarios de Estado y de Gracia y Justicia, respectivamente.

Para realizar esta pintura, Goya tuvo como ayudante al pintor y maestro de obras Asensio Julià quien se debió dedicar en exclusiva a la preparación de materiales, la sujeción de cartones y otras labores propias de un ayudante.

Terminó la ejecución de las pinturas en torno a noviembre o diciembre de 1798, puesto que el 20 de diciembre de ese año Goya presentó la minuta de los gastos ocasionados por los "géneros de pintura y demás". Finalmente, fue inaugurada el día 11 de julio de 1799.

El cadáver (sin cabeza) de Goya fue depositado en el altar mayor de esta ermita, en una tumba realizada en granito, con lápida superpuesta de mármol. Se le sepultó junto a su amigo y consuegro Martín Miguel de Goicochea en 1919, por lo que desde entonces, San Antonio de la Florida es considerada como mausoleo del genio.

Análisis artístico

La ermita, de planta de cruz griega y cabecera absidial, tiene en su cúpula central la escena principal del conjunto pictórico. Narra uno de los numerosos episodios milagrosos protagonizados por San Antonio de Padua. Concretamente aquél por cuya intercesión resucitó un muerto para que pudiera declarar que no había sido asesinado por Martín de Bullones, padre del santo, tal y como indicaban las pruebas incriminatorias, sino por otro individuo que había pretendido crear esa falsa apariencia. De esta manera Martín de Bullones se libró de una condena injusta.

El santo se coloca sobre una roca, por encima de los demás personajes para subrayar su importancia. Se representa como un humilde fraile cuya cabeza se rodea por un nimbo de santidad. El cadáver, al que devuelve a la vida, es como una figura fantasmal, un tipo de personaje muy frecuente en la obra posterior de Goya .

A derecha e izquierda se arremolina una pintoresca muchedumbre tras una sencilla barandilla que cierra la cúpula, a la que se asoman los asistentes al milagro como si estuvieran en un palco. Tiepolo había recurrido a un recurso similar en sus pinturas del Palacio Labia en Venecia o en la Villa Cordellina de Montecchio.

Al representar los individuos, Goya se aleja de los tipos habituales de su momento histórico, los moderniza mostrando manolas, gente del pueblo, majos o paseantes cualesquiera. Es de destacar el grupo de majas formado por tres muchachas que cuchichean. Una de ellas mira con devoción al santo y aparece ataviada con un precioso mantón blanco y de toques de color ocre. A este grupo se une el de otros tres hombres con gorgueras, seguido por dos mujeres tratadas con gran delicadeza.

Un gran pañolón blanco adorna la barandilla, lo que acentúa el efecto de realidad. Junto a él una mujer observa a un hombre en pie que sobresale entre las figuras de su alrededor y sirve de contrapunto al santo en la composición.

Cerca del santo aparece una serie de personajes que manifiestan su devoción, mientras huye un hombre con casaca amarilla, quien parece ser el asesino.

Todo se ambienta con un fondo de árboles y montañas que recuerda al entorno de la ermita, alejándose de las tradicionales pinturas de cúpulas con rompimientos de gloria y vuelos de querubines.

Es muy llamativa la libertad pictórica con la que está realizado todo el conjunto pictórico, lo que en parte se explica porque el artista, al trabajar en un encargo regio, no estaba sometido a la aprobación de instancias eclesiásticas ni académicas.

En las pechinas, bóvedas y lunetos aparece una serie de personajes angelicales acompañados de cortinajes sobre un fondo grisáceo. Muchas de estas figuras son manifiestamente femeninas ("ángelas"), vestidas con prendas de la época y dotadas de una cierta sensualidad poco habitual en este tipo de representaciones. En el ábside, estos ángeles femeninos se relacionan con el grupo escultórico central de ángeles orantes y el triángulo de la Trinidad.

Conservación

Desde 1910 hay constancia documental del mal estado de los frescos, lo que ha conducido a sucesivas restauraciones:

- 1940, por Manuel Grau.

- 1955, por Stölz Viciano, en una zona de la cúpula.

- 1990-2005, por el Instituto de Conservación y Restauración de Bienes Culturales del Ministerio de Cultura.

Bibliografía
  • Goya, su tiempo, su vida, sus obras
    Conde De La Viñaza
    pp. 196-198
    1887
    Tipografía de Manuel G. Hernández, Impresor de la Real Casa
  • Goya. Composiciones y figuras, t.II
    Aureliano de Beruete Y Moret
    pp.74-84
    t. II
    1917
    edición compendiada por Francisco Javier Sánchez Cantón: Madrid, Blass, 1928
  • Francisco de Goya
    Augusto L. Mayer
    p. 167, cat. 8
    1925
    Labor
  • L'œuvre peint de Goya. 4 vols
    Xavier Desparmet Fitz-Gerald
    p. 133, cat. 89
    1928-1950
  • Las pinturas del panteón de Goya
    Hans Rothe
    1944
    Editorial Orbis
  • A contribution to the study of Goyas's art. The San Antonio de la Florida frescoes
    Gazette des Beaux-Arts
    José López-Rey
    pp. 231-248
    XXV
    1944
  • Tapices de Goya
    Valentín de Sambricio
    docs. 182-191
    1946
    Patrimonio Nacional
  • Les fresques de San Antonio de la Florida
    Ramón Stolz
    1955
    Skira
  • El boceto para la cúpula de San Antonio de la Florida
    Arte Español
    Enrique Lafuente Ferrari
    pp. 133-138
    XXIII
    1961
  • Vie et ouvre de Francisco de Goya
    Juliet Wilson y Pierre Gassier
    p. 191, cat. 717
    1970
    Office du livre
  • Goya, 1746 – 1828. Biografía, estudio analítico y catálogo de sus pinturas, 4 vols.
    José Gudiol
    vol. I, p. 302, cat. 387
    1970
    Polígrafa
  • La ermita de San Antonio de la Florida
    Rogelio Buendía
    1992
    Ayuntamiento de Madrid
  • Las pinturas de San Antonio de la Florida de Goya
    Gonzalo M. Borrás Gualis y Juan Ruiz Pardo
    2006
    tf. Editores
  • Francisco de Goya. Ermita de San Antonio de la Florida. Infortunio crítico de una obra genial
    Juan Carrete Parrondo
    1999
    Ibercaja
    Colección Europea de Museos y Monumentos
  • San Antonio de la Florida y Goya. La restauración de los frescos
    José Manuel (coordinador) Pita Andrade
    2008
    Patrimonio Nacional, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y Ayuntamiento de Madrid
Enlaces externos
Volver
Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.